Empecemos por el principio… ah, ¡y los Oscars!

News

“So many people know me. I wish I did. I wish someone would tell me about me”

Con estas palabras empezaba el que probablemente sería el trabajo que cambiaría mi manera de ver el cine; Joseph Mankiewicz, el retratista del alma femenina (cuantas veces un mal título ha estropeado un buen trabajo…) sigue siendo hasta la fecha el trabajo universitario, escolar o de toda mi vida en general ,que más he disfrutado haciendo. Realmente enamorarme de Bette Davis (o quizás de la imagen de Bette Davis) fue el punto decisivo de mi vida que me hizo tomar conciencia de la magia del cine.

Advertisements